Iluminación habitación de bebé Montessori

Si estás preparando la estancia del peque o te apetece renovar el aspecto de su dormitorio te interesa conocer cuál es la perfecta iluminación para la habitación del bebé. Para conseguir que su estancia sea realmente un espacio de lo más acogedor, los puntos de luz juegan un papel clave a la hora de diseñar el dormitorio.  

Sobre todo, si tenemos en cuenta que la iluminación es una de las mejores formas de definir varios espacios dentro de una misma habitación. De esta forma tu angelito disfrutará al máximo de cada rincón preparado a conciencia para cada actividad que vaya a desarrollar, incluyendo la zona de descanso, donde conciliar un sueño dulce y relajado.  

Los cuatro tipos de luces imprescindibles para el cuarto del bebé

La habitación para el  futuro miembro de la familia será un lugar mágico y único en el hogar, ya que la ilusión de prepararlo motivará tus habilidades de interiorista al máximo ;). Por ello, uno de los elementos que deberás tener muy en cuenta será el tipo de luces más indicadas para el bebé. 

Iluminación bebé sobremesa Alondra

Debes tener en cuenta que cada uno de los tres tipos de luces de bebé que te contamos tiene una función o finalidad concreta. En base a esto, tendrás que decidir si crees que en tu caso harán falta todos o no.  

Sin embargo, desde Alondra creemos que la iluminación, aparte de ser esencial, puede crear ambientes definidos que os ayudarán a la hora de marcar las rutinas del peque. Por este motivo, también vamos a darte nuestras recomendaciones en iluminación para bebé de Alondra. ¿Preparados para brillar? 

  Iluminación general

Este tipo de luz será la base central de la iluminación en la habitación del bebé. De forma regular, es la que se cuelga o ajusta al techo, en la parte central de la estancia. Debe ser lo más uniforme posible, para que bañe de luz todo el dormitorio y, así, poder ver bien el espacio en todo momento. 

Iluminación cuarto bebé lámpara de techo Stella

En Alondra disponemos de varios modelos de lámparas de techo entre los que puedes elegir a la hora de diseñar y pensar la distribución de las luces para el bebé. Algunos, como los de la serie Volare o Dreams, tienen un diseño en blanco. Por otro lado, la colección Stella o Notte están disponibles en varios colores, los cuales coinciden con los coordinados textiles Alondra disponibles. ¡Para que todo encaje a la perfección! 

  Iluminación de ambiente

Las luces ambientales son las más indicadas para definir los espacios, zonas o rincones en el dormitorio del bebé de los que te hablábamos. Por ejemplo, si decides instalar una zona de lactancia en la habitación del peque, con el sillón de lactancia y una mesita para tener cerca los elementos necesarios para las tomas, necesitarás también una fuente de luz más cálida para ese momento tan tierno e íntimo. Esta iluminación para el bebé preparará un ambiente cálido, a veces tenue, necesario para que la toma sea tranquila y relajada. 

De este modo, tendrás visibilidad, pero sin recurrir a la fuerte luz general. Además, ayudará a tu pequeño tesoro a conciliar mejor el sueño. De hecho, si la toma es nocturna, se recomienda que no emplees ninguna luz, para no alterar el ritmo de sueño del bebé. Pero debes disponer de una fuente de luz cercana para poder comprobar de vez en cuando que todo está bien.

luces para cuarto del bebé con zona de lactancia y lámpara de pie Shine

Si no cuentas con una luz de ambiente para este caso, tendrás que levantarte en medio de la comida del pequeño o la pequeña para alcanzar el interruptor de luz general. Y, en esos momentos, esa simple acción ¡es muuuy molesta! 

En este caso, en Alondra te ofrecemos tres posibilidades de iluminación para el cuarto del bebé con las que definir espacios diferentes:

colecciones luces de bebé Alondra

Las lámparas de sobremesa te servirán para la mesita de noche, la mesa de lactancia, el escritorio o la cómoda del bebé. Lo bueno de este tipo de lámparas que no van instaladas de forma fija es que son todo lo versátiles que tú necesites, ya que las puedes ubicar donde mejor te venga en cada momento.

También puedes optar por una lámpara de pie, que te dará la misma función anterior, pero, además, te ofrecerá una fuente de luz más grande. Como están pensadas para estar instaladas en el suelo, su tamaño es superior a una lámpara de mesa común.  

Iluminación habitación de bebé lámpara de pie Stella

Por último, las lampara de pared también pueden servir para separar las zonas que quieras definir con la iluminación para el cuarto del bebé. Lo bueno de los apliques de Alondra es que tienen el interruptor incorporado en el cable, por lo que podrás accionarlo cómodamente en el sitio donde lo instales 

Las lámparas de pared de Alondra son perfectas para tener luz ambiental sin tener que ocupar espacio en el suelo o en la superficie donde quieras instalar una lámpara de sobremesa.  

Por último, es muy común que los peques necesiten una luz guía para las noches. Probablemente la requieras cuando pases al bebé a su habitación para que duerma solo. Estas lucecitas, llamadas también lámparas de noche, suelen estar diseñadas con algún motivo infantil que resulte llamativo para los pequeños. De forma general, desprenden una luz muuuy tenue y del color del motivo elegido.  

Además de participar en la decoración de la habitación, ayudarán a tu peque a sentirse seguro y a salvo porque no estará rodeado de oscuridad. Con ella podrá ver la estancia sin problema, pero sin llegar a alterar su estado de somnolencia por las noches.  

  Iluminación puntual

También se le llama iluminación dirigida, ya que se trata de una luz muy directa centrada en un punto concreto de la habitación del bebé. Por ejemplo, un flexo instalado en el cabecero de la cama para leer por las noches o en el escritorio. Este tipo de iluminación es necesaria para los niños en el momento en que empiezan a leer, dibujar o hacer deberes porque les ayuda a no forzar la vista para focalizarse en la tarea que están desempeñando.  

  Iluminación natural

Una de las principales características de un dormitorio de bebé es que, en la medida de lo posible, esté ubicado en una estancia de la casa que reciba mucha luz natural y tenga buena ventilación. Estas dos cosas harán que su estancia mantenga un ambiente más puro y limpio.  

Iluminación natural cuarto de bebé

Por tanto, si puedes instalar la habitación de tu pequeño tesoro en el lugar más luminoso de la estancia, te aseguramos que será la opción más correcta. Además, si el exceso de luz te preocupa o molesta, siempre puedes solucionarlo con persianas, estores o cortinas.  

¡Eso es todo! Solo nos queda desearte una feliz espera o redecoración de la habitación del peque. Desde Alondra deseamos haberte ayudado a conocer cuál es la iluminación para la habitación del bebé más acertada y necesaria. Seguro que, elijas la combinación que elijas, con estos tips ¡acertarás de pleno!