¿Cuándo pasar al bebé a su habitación?

¡Oh, oh! ¿Se avecinan cambios para tu peque? Una de las dudas más frecuentes de los papás y mamás primerizas es cuándo pasar al bebé a su habitación. Tras los primeros meses de cohabitar con los padres a la hora de dormir, el cambio a su propia habitación será uno de los pasos más importantes para el bebé. 

Desde Alondra queremos darte toooda la tranquilidad del mundo porque, aunque existan recomendaciones sobre la edad más indicada, será una decisión tomada por y para vuestra familia. De modo que, deberéis barajar lo que más os conviene a vosotros como núcleo familiar... ¡y olvidaos del resto de comentarios! Eso sí, tomad la decisión más acertada en función de las recomendaciones y opiniones de vuestro pediatra.   

Lo que sí nos gustaría que tuvieses en consideración es que convertir este momento en una tragedia es el peor enfoque que le puedes dar a la situación. Así que, relájate, infórmate y afronta este importantísimo cambio para tu bebé de la mejor forma posible.  

Piensa que, para tu hijo o hija, puede convertirse en un momento dramático, sin embargo, lo que tu peque no sabe es que resultará de vital importancia para que desarrolle su propio ritmo natural de vida y, sobre todo, su autonomía. La Asociación Española de Pediatría (AEP) apunta que el hecho de que el bebé esté instalado en una habitación diferente a la de los padres supone una ventaja. 

¿A qué edad pasar al bebé a su habitación?

Algo que debes tener claro en el momento en el que tu bebé llega a casa es que hasta los seis o nueve meses deberás mantenerlo siempre cerca para poder vigilarlo en todo momento. La AEP apunta: «La forma más segura de dormir para los lactantes menores de seis meses es en su cuna, boca arriba, cerca de la cama de sus padres. Existe evidencia científica de que esta práctica disminuye el riesgo de SMSL en más del 50%». 

cuándo dejar que el bebé duerma solo

En base a esto ya te estarás imaginando que el momento de que el bebé duerma solo en su dormitorio puede establecerse a partir de los seis mesecitos de vida. Como te anticipábamos al principio, la decisión sobre cuándo pasar al bebé a su habitación corresponde a la familia, por tanto, deberéis fijar una fecha en la que creáis que es prudente dar el paso 

Además, sabréis que el momento ha llegado porque la necesidad de hacerlo vendrá marcada por el propio niño o porque vosotros, como padres, necesitaréis volver a tener vuestro espacio. Por lo que respecta al peque, puede que tenga una personalidad más dependiente o, por el contrario, puede que sea más independiente. Esto será un claro indicativo de que el bebé está preparado o no para dormir solo.  

Muchas veces se recomienda que la edad para pasar al bebé a su habitación sea entre los seis y los 12 meses. Esto se debe a que, a partir de los ocho meses, el bebé ya empieza a percibir que puede llegar a separarse de su mamá. Por ello, sobre esta edad es cuando empieza a manifestarse la ansiedad de separación en el peque. Si el cambio se efectúa antes o algún tiempo después de empezar a manifestar esta ansiedad, la separación a la hora de irse a dormir no resultará tan angustiosa para el bebé.  

De modo que, es importante evitar realizar la transición cuando el peque está pasando por este cambio evolutivo. Aunque, déjanos decirte que esa ansiedad de separación ¡es lo más normal del mundo! 

También deberás tener en cuenta otros factores. Por ejemplo, si tu peque todavía realiza tomas de leche durante la noche deberás desplazarte hasta su habitación para hacerlo. Lo más probable es que el tiempo de respuesta a su demanda para la toma sea más largo y, en consecuencia, su estado de alteración será mayor. Por tanto, le costará mucho más volver a dormirse después.  

Cómo hacer el cambio para que el peque duerma solo en su cuarto 

Conseguir que el bebé duerma solo en su habitación va a formar parte de su proceso de crecimiento en el que deberéis imponerle límites en todos los ámbitos de la vida que consideréis oportunos. Esto no significa que el proceso deba ser duro y traumático para el peque, por este motivo lo mejor es hacerlo en un momento que no coincida con otros cambios importantes en su vida.  

A continuación, te dejamos una serie de consejos para que el cambio resulte más llevadero tanto para el bebé como para los padres. 

 Lo mejor para los más peques de la casa es tener unas rutinas claras que les orienten a la hora de afrontar un nuevo día. Lo mejor de las rutinas antes de ir a dormir es que pueden llegar a resultar relajantes y calmantes para preparar el momento de acostarse. Por ejemplo, un baño, ponerse el pijama, la cena y leer un cuento.  

Se trata de preparar el momento de irse a dormir con actividades relajantes o lo más tranquilas posible con la intención de evitar una sobreexcitación antes de dormir. Lo mejor es iniciar esta rutina un tiempo antes del paso definitivo a dormir solo en su habitación, para ir adquiriendo costumbre. 

 Conoce más sobre el sueño de los peques e infórmate sobre ¡cómo dormir a un bebé recién nacido con esta guía de consejos que funcionan! 

 Es importante también que durante el día el peque tenga suficiente actividad para que cuando llegue la hora de dormir esté cansado. Del mismo modo, el día que se efectúe el cambio de habitación deberá seguir estrictamente la misma rutina que hemos mencionado.  

 Intentad que cuando paséis al bebé a su habitación no lo interprete como una desatención por vuestra parte. Para ello deberéis darle mucho más cariño y mimos durante el resto del día para que se sienta lo más arropado, seguro y protegido posible. Del mismo modo, puede que los primeros días debáis esperar en su habitación y acompañarlo hasta que se duerma. 

cómo pasar el bebé a dormir solo

 Resultaría muy interesante establecer la fecha del cambio en un periodo en el que toda la familia tenga más tiempo y estéis más relajados. Por ejemplo, durante el fin de semana, en vacaciones o durante alguna festividad que se alargue unos días. De este modo tendréis todos más tiempo de adaptación sin ninguna otra preocupación que intervenga en el proceso.  

 Lo mejor es que en el momento en que toméis la decisión de pasar al bebé a su dormitorio seáis muy firmes a la hora de ejecutarlo. Si a la mínima que el peque proteste o llore lo dejáis volver a dormir con vosotros, interpretará que esa es la fórmula correcta para conseguir lo que quiere, de modo que siempre repetirá ese comportamiento.  

 Nunca debéis amenazarlo con irse a dormir y, encima, solo. Esto puede provocar que interprete este momento como un castigo que querrá repeler, lógicamente, por todos los medios.  

 La iluminación en la habitación del bebé también puede jugar un papel bastante importante. ¿O es que todavía no tienes una lucecita tenue y acogedora para enchufarla cerca de su camita? ¡Pues ya puedes hacerte con una 😉! Esta fuente de luz y dejar la puerta entreabierta puede hacer que si se despierta se vuelva a dormir solo al comprobar que se encuentra sano y salvo en su dormitorio. Además, sabrá que estáis cerca gracias al ruido de fondo que proviene con la puerta abierta. 

 ¡Ah! Y, sobre todo, el cambio de pasar al bebé a su habitación ¡no implica tener que cambiarle de camita inmediatamente! Si el proceso se realiza con la misma cuna en la que duerme con los papás ¡mucho mejor! En el caso que, por tamaño, tenga que cambiar de cama, podéis ir acostumbrándolo al nuevo entorno de forma gradual, por ejemplo, para hacer la siesta.  

Camitas Alondra para que tu bebé se sienta seguro y cómodo a la hora de acostarse

En Alondra tratamos de hacer la vida de los peques y la de los padres más fácil con nuestros muebles infantiles convertibles y evolutivos. Entre ellos se encuentran la gran variedad de cunas y minicunas cuya principal característica es su posibilidad de usarlas durante muuucho más tiempo. ¿Qué te parece si te contamos un poco más sobre nuestras mejores opciones en cunas y camas para que tu bebé duerma solo en su habitación de la forma más segura y mágica?  

Te presentamos tres opciones igual de válidas. ¡A por ello!  

    1. Minicuna de colecho y cuna convertible

      Cuando los papás y mamás Alondra optan por una cuna convertible, siempre aconsejamos adquirir una minicuna de colecho EQUO para los primeros mesecitos del bebé. Además de ser práctica, duradera y muy fácil de mover e instalar en cualquier parte de la casa es perfecta para practicar el colecho seguro con tu bebé. 

      Alondra te asesora 

      El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna recomienda que para practicar el colecho de manera segura se utilice una cuna sidecar o una cama con las características idóneas para el colecho. 

      Una cuna sidecar es aquella que permite estar pegada a la cama de los padres. Por tanto, deberá tener unas características y unos componentes específicos que permitan adherir la cunita a la cama grande. 

      Esto es el llamado colecho seguro, ya que el bebé siempre tendrá su espacio y un entorno de descanso apto y diseñado específicamente para él. 

      Nuestra minicuna de colecho EQUO 5 en 1 de 50x80 cm abarca cinco etapas de crecimiento de tu bebé. En un mismo mueble tienes la cunita, con la que también puedes practicar colecho gracias al kit que incorpora de serie. Pasado un tiempo puedes convertirla en un sofá infantil, en un pequeño escritorio o en un juguetero.

      minicuna para bebé dormir solo

      Cuando decidáis pasar al bebé a su habitación tras la minicuna, cualquiera de nuestras cunas convertibles de 60x120 cm o cunas transformables de 70x140 cm serán perfectas para el pequeño o la pequeña. Las convertibles de 60x120 Just Bubble, Just Joy o Just Even son las mejores para dormitorios de bebé de tamaño reducido.  

      Con ellas tendrás cubiertas dos etapas de crecimiento de tu bebé. En primer lugar, cuando todavía sea más peque, ofrecen la cuna, una cajonera y un cambiador en la parte superior. De este modo, tienes todo lo necesario hasta que tu angelito cumpla, aproximadamente, los tres años. 

      cuna convertible para que el bebé pueda dormir solo

      En segundo lugar, al convertirse, obtendrás una cama de 90x200 cm con cabecero, una mesita de noche y un escritorio con la cajonera adherida. Una habitación infantil o juvenil completa que tu pequeño tesoro podrá utilizar a la perfección hasta que sea muuucho más mayor.  

      Por otro lado, con las cunas convertibles de 70x140 cm Sero Even, Sero Life, Sero Kubo, Sero Joy, Sero Bubble y Sero Evolutive cubrirás tres etapas diferentes de crecimiento del bebé. En la primera etapa ofrecen la cuna; una cómoda de tres cajones con una zona cambiador en la parte superior; un estante a continuación de la camita; un book estantería en el lateral y, en la parte inferior, dos cajones para almacenaje o una cama nido.  

      Para la etapa intermedia, simplemente hay que retirar la barandilla y se obtiene una camita infantil. De forma opcional, y para que el peque tenga mejor acceso y seguridad, se puede adquirir una escalera-juguetero y nuestra barrera de seguridad. Lo mejor de esta etapa es que facilitará la transición del niño o la niña en el cambio de la cuna a la camita de mayor, ya que están pensadas para permitirles subir y bajar solos de su cama.  

      cuna convertible Alondra bebé dormir solo

      La tercera etapa de la cuna consiste en la transformación completa del mueble a una habitación juvenil. Así, se obtiene una cama de 90x200 cm, una mesita de noche, un escritorio y un book estantería con ruedas. 

        2. Cuna de colecho y cama juvenil de 90x200 cm

          La segunda opción para conseguir que el bebé duerma solo en su habitación es optar, en primer lugar, por una cuna de colecho de 60x120 cm y, más tarde una cama juvenil de 90x200 cm. 

          Para la cuna te proponemos dos opciones. En primer lugar, la cunita de colecho 4 en 1 NEXOR de 60x120 cm, con la que podrás usarla como cuna convencional, cuna de colecho, adquiriendo de forma opcional el kit de colecho para practicarlo, camita infantil con el kit de barrera infantil disponible y como escritorio. 

          cuna para pasar al bebé a su habitación

          En segundo lugar, la cuna de colecho 5 en 1 OMNI de 60x120 cm es cunita convencional, cuna de colecho con el mismo kit anteriormente mencionado, camita infantil, de nuevo con la barrera, sofá y escritorio.  

          dormir bebé solo

          Como ya sabes, efectuar el paso del bebé a su habitación con la misma camita que dormía en el dormitorio de los padres puede resultar más exitoso, ya que no cambiará su entorno de descanso de forma tan brusca.  

          Una vez el bebé ya esté durmiendo solo en su habitación y, por su tamaño, necesite un espacio mayor, puedes pasarlo directamente a una cama grande de 90x200 cm que podrá utilizar hasta alcanzar su madurez por completo.  

            3. Cama tipi Montessori

              Por último, te recomendamos la opción más divertida, a la par que pedagógica, para los más peques de la casa. Las camas infantiles tipi ¡son las camitas preferidas de los niños para dormir! Y ahora mismo entenderás el porqué. ¡Son chulísimas! 

              Las camitas Montessori de Alondra están especialmente diseñadas para que puedas adaptar un entorno a la altura de tu peque y de sus necesidades a la hora de crecer y desarrollarse como persona. La filosofía Montessori ayuda a potenciar la independencia de los más peques de la casa, ya que les ofrece un espacio adecuado para desarrollar su autonomía.  

              Las camitas Tipi HOMY de 70x140 cm, HOMY XL de 90x200 cm e INDY de 70x140 cm de Alondra además de ayudarles a potenciar esta autonomía ¡son preciosas! Tienen un estilo minimalista que puedes adornar y decorar como prefieras, aunque toda nuestra colección textil añade un extra de magia y dulzura a estas camitas tan especiales.  

              cama tipi montessori Alondra para cuando pasar al bebé a su habitación

              Estas camas tipo cabaña son a ras de suelo, aunque tienen unos pocos centímetros de separación con el suelo para aislar el colchón y al bebé del frío en las estaciones más gélidas del año. Pese a ello, siguen cumpliendo su objetivo de permitir al peque acceder a ellas por sí solo, por lo que serán perfectas cuando decidáis pasar al bebé a su habitación.  

              Este tipo de camitas son las mejores para dejar volar su imaginación y que el momento de irse a la cama se convierta en una aventura más ¡que no querrán perderse por nada del mundo! 

              En el caso de querer emplear la camita tipo tipi cuando todavía es pequeñito, puedes adquirir una barrera de cama Montessori Safety Guard. También disponemos del cojín rulo protector para Montessori. En función del tamaño de la cama que elijas debes combinarlo de un modo u otro. Si te interesa conocer más sobre estos protectores descubre las claves para elegirlos. 

              Con todas estas opciones tu bebé podrá tener la mejor experiencia a la hora de dormir solo en su habitación. Lo más importante es que tengas en cuenta que la decisión de cuándo pasar al bebé a su habitación corresponde al núcleo familiar y no hay una norma escrita que diga exactamente cuándo hacerlo.  

              Nosotros, desde Alondra, esperamos haberte ayudado a disipar tus preocupaciones en relación a este tema. Y, recuerda, cada paso y avance de tu bebé ¡puede convertirse en una de las mejores vivencias de vuestra vida! ¡Disfrútalas todas al máximo!