Vestir la cuna del bebé es una de las cuestiones más importantes a la hora de preparar todas sus cositas para tenerlo todo listo para su llegada. Cuando compres lo necesario para el peque de la casa asegúrate de que todo lo que le rodea le aporte la máxima seguridad y comodidad para que crezca y se desarrolle de la mejor forma posible 

¡La primavera ha llegado! Así que vamos a conocer un poco más en profundidad los materiales adecuados para el bebé, cómo usar la ropita de cuna y cuáles son las mejores opciones ahora que el calor va llegando poco a poco.

La ropa de cuna para el bebé

vestir una cuna convertible con Estilo Mare Alondra

La Asociación Española de Pediatría, en la Guía práctica para padres. Desde el nacimiento hasta los 3 años, informa que los bebés recién nacidos no son capaces todavía de regular su temperatura de forma correcta. Por este motivo, es súper importante saber qué ropita y qué vestidura de cuna utilizar y cómo abrigarles para dormir.

Materiales para la ropa de cuna

Los tejidos de los más peques son importantísimos, ya que son mucho más propensos a las alergias o sarpullidos provocados por aquello que entre en contacto con su suavecita piel. Lo más acertado siempre será buscar tejidos lo más naturales posible, como el algodón.  

Por otro lado, también debes tener en cuenta el tacto que tengan. Deben ser telas suaves y tejidos no alergénicos. También, algo que influirá en la seguridad del peque serán los productos para lavar sus ropitas. Intenta utilizar jabones neutros y no emplear suavizante o lejía. Los componentes de estos productos pueden ser perjudiciales en algunos casos.

Elige la ropa de cuna para bebé perfectamente ajustable a su cunita

Este es otro de los temas más relevantes. Si la ropa de cuna para bebé es demasiado grande o pequeña, puede que se desencaje más fácilmente. Esto puede traer problemas graves, como que el bebé se enrolle excesivamente entre las sábanas o edredones. Por tanto, el riesgo de asfixia puede ser más elevado si no escoges las medidas adecuadas.  

Así que, tanto la sábana bajera, como la sábana superior y el edredón o la manta que utilices, deben quedar perfectamente ajustados y apretados bajo el colchón para que no se desprendan mientras el peque duerma.

Cómo vestir una cuna

qué ropa de cuna necesita un bebé edredón Vento Alondra
Parece obvio, pero, ya sabes, ellos son lo mejor y más importante de nuestras vidas. Así que, siempre viene bien repasar lo necesario para vestir la cuna del bebé para tener todo previsto ;).  

 

1 Protector lavable para el colchón. Las fugas inesperadas en los bebés son muy comunes. Si proteges su colchón evitarás tener que limpiarlo muchas veces ¡y ahorrarás en tiempo y disgustos! Tampoco debes olvidarte de elegir el colchón perfecto para tu bebé y darle el mejor descanso. 

2 Sábana bajera y recambios. Por el mismo motivo que te contamos antes. En ocasiones tendrás que cambiar las sábanas sin tiempo o en horarios algo intempestivos. Es mejor tener una sábana bajera de repuesto, o más, para estas ocasiones. 

3 Sábana encimera y ¡más repuestos! Esta pieza puede ser prescindible cuando hace más frío, pero te vendrá de perlas cuando empiece el calorcito. Más adelante hablaremos un poquito del tema, pero te adelantamos que utilizarla tiene sus ventajas ;). 

4 Un edredón nórdico o una mantita. En función de la época del año en la que estemos, el bebé necesitará más o menos abrigo. Por este motivo, el edredón utilízalo en invierno y la mantita cuando suban las temperaturas. 

En Alondra somos súper expertos en textil para niños y bebés y tenemos una gran selección de ropa de cuna y cama para los pequeños. En este caso, los edredones son nórdicos, es decir, tienen relleno, para hacer de la cunita el sitio más calentito y placentero para el bebé. La funda está fabricada con 100% algodón y tiene una cremallera para poder desenfundarla y lavarla por separado del relleno.  

Pero no solo eso. En Alondra nos encanta combinar y conjuntar los estilos y todos los accesorios para bebé. Por eso, comercializamos el nórdico junto con la chichonera para proteger los barrotes de las cunas y así evitar los golpes indeseados de los pequeños angelitos del hogar. De esta manera, en tan solo una compra proteges y abrigas al peque sin problema. 

set nórdico Alondra para vestir una cuna

 

El set nórdico y protector de cuna está disponible para cunas de 60x120 cm o para las de 70x140 cm. Tenemos muchos colores y estilos, de modo que, seguro que alguno encaja perfectamente con la personalidad y gama cromática que hayas elegido para la habitación del bebé. ¡Ah! Y también puedes comprar las dos piezas por separado, claro. 

 

 

5 Los cojines no son recomendados hasta, mínimo, el año de edad. Aunque verdaderamente, los niños no necesitan almohada para dormir hasta que sus hombros sean más anchos que su cabeza. Esto es a partir de los dos o tres años de edad. Si incluyes en su cunita almohadas, cojines, peluches o algo similar antes de estas edades, tu peque correrá más riesgo de padecer Síndrome de muerte súbita del lactante.

Vestir la cuna del bebé en primavera

vestir una cuna en primavera Estilo Mare Alondra

Con la llegada del buen tiempo los bebés también notan el ambiente más cálido, por lo que tienen el mismo calor que pueda percibir un adulto. La Guía práctica para padres, de la AEP, especifica: «Conviene utilizar la ropa del niño y la de cuna o cama que mejor se adapte a la estación en la que estemos» 

Por su lado, la guía del Gobierno de Aragón, Cuídame: guía para madres y padres, insiste en no abrigar demasiado a los peques ni tapar su cabecita. Esto se refuerza con la idea que trasmite la AEP de que los llantos del bebé también pueden provocarse por la incomodidad que le causan demasiadas capas de ropa o que la ropita en si esté demasiado ajustada.  Es decir, probablemente uno de los lloros de tu peque se deba a que tiene calor o, por el contrario, siente frío.  

Si volvemos a la idea de adaptar la ropa de cuna para bebé en base a la época del año, nos planteamos, ¿cómo vestir la cuna en primavera? Desde Alondra queremos darte algunos consejos para esta época del año, en adelante, y ofrecerte nuestras mejores soluciones y opciones.

¿Qué ropa de cuna necesita un bebé en primavera?

Lo primero que debes saber es que, sea la época del año que sea, lo mejor para el bebé, y para ti, es vestirlo por capas. Esto facilitará la tarea de desvestirlo si tiene calor y podrás controlar mejor la ropa que necesite en cada momento. 

Como ya sabes, el peque te avisará de cómo se siente respecto a esto, pero también puedes comprobar si siente calor porque tendrá la nuca o la parte superior de la espalda sudada 

Lo mismo ocurre con la ropa de cuna para bebé. Lo mejor es vestir la camita por capas ligeras, sobre todo en primavera u otoño, ya que son temporadas donde las temperaturas son muy cambiantes. De este modo, será también más fácil regular la temperatura idónea para cada peque dentro de su cunita.  

Para vestir la cuna del bebé en primavera, por tanto, puedes utilizar, en primer lugar, las sábanas de cuna de 60x120 cm o 70x140 cm de Alondra, en función del tamaño de la cunita del pequeño. También disponemos de sábanas bajeras de cuna sueltas, para que puedas disponer más fácilmente de recambios.  

Conjunto y sábanas Alondra Estilo Indiana Rosa para vestir cuna en primavera

 

Por supuesto, también dependiendo de las medidas de la cunita puedes encontrar varios tipos de bajera: sábana bajera para cuna de colecho de 60x120 cm o para cuna convencional de 60x120 cm, sábana bajera para cuna de colecho de 70x140 cm o para cuna convencional. Si tu bebé acaba de nacer y su camita es una minicuna, también disponemos de sábanas de minicuna de colecho de 50x80 cm 

Estos packs se componen de la sábana bajera, la encimera y una funda para el cojín. Con la funda de almohada podrás completar la decoración de la habitación y colocarlo en la zona que consideres, aunque nunca dentro de la cunita. Todos los elementos están fabricados con algodón 100% y, las sábanas bajeras, con popelín 

Como te adelantamos antes, la sábana encimera puede ser prescindible, aunque, si la usas, puede tener sus ventajas. Por un lado, si el bebé mancha la cunita por la noche, con la sábana de encima no tendrás que lavar el edredón o la mantita, ya que se manchará la sábana primero. Y, por otro lado, las sábanas suelen tener un tacto más agradable y suave que el resto de elementos, y más si son de algodón, por lo que será perfecto para entrar en contacto con la piel del peque y que no ocurra nada malo.  

Sábanas Estilo Mint Alondra ropa de cuna para bebé

 

Para cubrir y resguardar a tu pequeño angelito, puedes utilizar el nórdico de cuna Alondra, del cual podrás extraer el relleno los días y los meses con más calor. Con estos elementos sería suficiente para que el bebé duerma plácidamente. Si lo deseas también puedes utilizar alguna mantita o toquilla. Y si quieres seguridad para los barrotes, no te olvides del protector para cuna.  

Debes tener en cuenta que la temperatura de la habitación tiene que ser de entre 20º y 22º, por lo que los elementos que cubran al peque son complementos para regular su temperatura. A veces, muchas mamás y papás, si notan que la temperatura de la estancia es demasiado cálida, no cubren con nada al bebé, ya que el ambiente es el adecuado y un exceso de calor es tan perjudicial para los más peques como el frío.  

Vestir la cuna del bebé de forma correcta y con estilo será pan comido con los textiles de Alondra. Con las sábanas y los recambios tendrás cubiertos los meses de primavera y verano. Te aseguramos que la calidad que ofrecen no dejan indiferente a nadie. ¡Venga! Échales un ojo, ¡te van a encantar!