Como futuros padres primerizos, es posible que alguna vez te hayas preguntado dónde debe dormir un bebé recién nacido: ¿en su propia habitación o con los padres?

Cada padre o madre tiene una opinión muy distinta, pero son los propios progenitores los que deciden como se sienten más cómodos dejando a su bebé por la noche.

Según el Dr. Jesús Garrido, en una entrevista hecha por WebConsultas, "El tema del sueño es uno de los campos de batalla [...] todos empiezan haciendo colecho, y todos acaban durmiendo solos; más tarde o más temprano, todos lo hacen, con lo cual lo único de lo que podemos hablar es cuál es el momento en el que podemos hacer esa transición, y si esperamos a que se produzca de forma espontánea, o intentamos que se produzca antes de lo que lo haría el niño por sí solo".

Bajo este enfoque, queremos abordar el tema destacando los pros y contras de que el niño duerma en su cuarto o que lo haga en el mismo dormitorio de sus progenitores. ¿Empezamos?

donde debe dormir un bebé

Ventajas de que el bebé duerma en su propia habitación:

  • Más autónomía e independiencia: Que el bebé duerma en otra habitación tiene la ventaja de que puede adquirir su propio ritmo de sueño y descanso, sin interferencias por parte de los padres. Lo que se traducirá en niños más seguros en sí mismos.
  • Sobrellevar el miedo a la oscuridad: Es normal que los bebés tengan miedo a la oscuridad y corran a la cama de sus padres por las noches para sentirse seguros y protegidos. No osbtante, esto puede provocar que se vuelvan más miedosos. Si desde edades tempranas el bebé duerme solo en su habitaición, hará que le cueste menos aprender a hacer frente a sus temores cuando se apaga la luz.

Desventajas de que el bebé duerma en su propia habitación:

  • Preocupación para la madre: Cada vez que el bebé demande su toma de leche, la mamá tendrá que ir al cuarto del bebé para darle pecho. Incluso cuando escuche un llanto, la preocupación por si al bebé le pasa algo será maor. No osbtante, en estos casos se puede optar por tene un vigilabebés.
  • Querrá dormir en vuestra cama: es posible que un bebé note la ausencia de sus padres. Los niños suelen ir allí y pedir con insistencia que les dejen acostarse con ellos. Será una situación difícil, pues se verán tentados a ceder ante las peticiones de su pequeño.

Ventajas de que el bebé duerma con los padres:

  • Reduce el riesgo de muerte súbita: Según un informe de La Academia Americana de Pediatría, dormir en el mismo dormitorio durante los primeros 6 meses reduce en un 50% los riesgos de sufrir SMSL en el bebé.
  • Conciliación del sueño con más rapidez: Los bebés, al sentirse más seguros y protegidos ante la presencia de sus padres, suelen conciliar el sueño más rápidamente. Es más, suele ser más profundo y reparador, por lo que es menos probable que tengan pesadillas.
  • Facilidad de atención. Los progenitores podrán atender rápidamente los requerimientos de su hijo a cualquier hora de la noche, sin necesidad de tener que levantarse.

    Desventajas de que el bebé duerma con los padres:

    • Problemas de ansiedad: Los niños que duermen con sus progenitores de manera habitual y, sobre todo, cuando esta costumbre se alarga en el tiempo, tendrán problemas para conciliar el sueño cuando vayan a quedarse en casa de un amigo/familiar o en un campamento infantil.

    “Desde el punto de vista psicológico, los expertos consideran que los padres que duermen con sus hijos, lejos de protegerlos del miedo y la inseguridad, causan un efecto contrario interfiriendo en su crecimiento físico, así como en su independencia”, explican expertos del Instituto de Investigaciones del Sueño.

    • Temor a la oscuridad: a menudo, los bebés, tienen miedo a la oscuridad y corren a la cama de sus padres por las noches para sentirse seguros y protegidos. Pero de esta manera podrían volverse más miedosos, lo que hará que les cueste más aprender a hacer frente a sus temores cuando se apaga la luz.

      Recomendaciones

      recomendaciones para que el bebe duerma solo

      Aquí te dejamos algunas recomendaciones de los pediatras españoles para manejar la situación del cambio a la habitación propia:

      • Pídele que se acueste en su cuarto pero con la puerta abierta.
      • Si no quiere dormir solo por miedo a la oscuridad, enciende una pequeña lámpara en la mesita de noche con luz tenue.
      • Evita el exceso de ruido.
      • Asegúrate de que se alimente bien antes de dormir para que no se acueste con hambre.
      • Si el niño se levanta en varias ocasiones porque no puede dormir, habla con él, dale un vaso de leche tibia. Incluso quedate con él en su cuarto hasta que se vuelva a dormir, pero no cedas a la petición de dejarlo subirse a tu cama.
      • Si llora por la noche, atiéndelo sin exagerar. No conviene encender luces, ni jugar, aunque se le puede dar agua o su chupete. El padre o la madre pueden sentarse a su lado, pero es mejor que no lo cojan en brazos (salvo que esté enfermo), recomienda la AEP.

         

        Después de conocer las diferentes ventajas y desventajas de ambas opciones,  ya tenemos más elementos de juicio para valorar dónde deben dormir los bebés y los niños pequeños en sus primeros años de vida.

        Averigua cual es el mejor momento para pasar al bebé a su propia habitación para que duerma solo.

        2 opciones para que el bebé duerma de manera segura en la habitación de los padres:

          En una cuna o minicuna tradicional separada de la cama de sus padres: esta es la forma más segura para que duerman los bebés, ya que el bebé tiene su propio espacio en la cuna, pero en la misma habitación de los padres.

        minicuna para dormir en la habitación de los padres

         

          En una cuna o minicuna de colecho adosada en la cama de los padres: las cunas de colecho o cunas sidecar son cunas que se acoplan y se adaptan a la cama de los padres. Se debe tener precaución para que los anclajes estén bien puestos y el colchón de la cama de los padres y la cuna estén al mismo nivel, para poder practicar colecho seguro con el bebé. A diferencia de la cuna tradicional, esta cuna es la mejor opción si estáis dando pecho, ya que facilita la lactancia materna.

        cuna colecho para dormir en la habitación de los padres

         

        2 opciones para que el bebé duerma de forma segura en su propia habitación

        En una cama Montessori a ras de suelo: este tipo de camitas de filosofía Montessori son perfectas para que el bebé aprenda a dormir solo desde un primer momento. Además de estar casi a nivel del suelo y evitar que se caiga por la noche, tienen un diseño de lo más original para que el peque de la casa ¡se lo pase en grande!

        cama Montessori para que el bebé duerma solo

         

        En una convertible en cama: pasados los primero 6 meses del bebé, puedes optar por pasarlo a su propia habitación con una cuna convertible. Se sentirá muy protegido y a gusto en este tipo de cunita, la cual evoluciona y se convierte en cama juvenil de 90x200cm.

        cuna convertible para que el bebe duerma solo

         

        Desde el Blog de tu bebé, te cuentan un poquito más sobre la opción de dormir con el bebé en la misma habitación.