Qué bonitos son los preparativos para llegada del bebé. Esos momentos previos en los que debemos decidir qué cuna será la más apropiada y qué muebles nos resultarán más útiles se convierten en ratos maravillosos en los que realmente disfrutamos imaginándonos a nuestro pequeño o pequeña ya habitando ese cuarto. “¿Quedará bien en este rincón un sillón de lactancia? ¿Y esta lámpara infantil con forma de luna?” Son muchas las preguntas que nos surgirán mientras preparamos la habitación del futuro retoño, pero hay una que debemos plantearnos y tener clara incluso antes de elegir los muebles. Y es que, como se suele decir, no debemos empezar la casa por el tejado. ¿Cómo vamos a pintar el dormitorio del bebé? ¿Sabemos de qué color? ¿Y qué tipo de pintura queremos utilizar?

Si no quieres estar cambiando cada cierto tiempo, rodillo en mano, decidir cómo se va a pintar la habitación del bebé se convierte en un aspecto importante. Hoy te ofrecemos algunos consejos para ayudarte en tu decisión, junto con los expertos de Pinturas Villares. ¡No te lo pierdas!

¿Qué pintura utilizar para pintar el dormitorio de un bebé?

Somos conscientes de que, a la hora de pintar la habitación del peque, el color que vamos a elegir es el aspecto que se lleva toda la atención. Si va a ser más o menos claro, si vamos a utilizar un solo color o preferimos combinarlos… Sin embargo, algo en lo que no reparamos y que es casi igual de relevante es el tipo de pintura que vamos a utilizar.

Y es que hay determinadas pinturas que resultan más convenientes para una habitación infantil que otras.

Que tipo de pintura utilizar para pintar el dormitorio del bebé

Pintura plástica

En primer lugar, te recomendamos que te asegures de adquirir pinturas de calidad. Las pinturas con base de agua, como pueden ser las pinturas plásticas, son las más recomendables para un dormitorio de bebé. ¿Por qué? El motivo es muy obvio. Cuentan con una terminación lisa y uniforme que no permite que la suciedad penetre en las capas más profundas y, por tanto, son muy fáciles de limpiar. Piensa que los bebés crecen a pasos agigantados y, en cuestión de días, lo tendrás dando vueltas por la habitación y tocando las paredes, que tan rápido se manchan. Con este tipo de pinturas, volverás a tenerlas limpias en un santiamén. Por otro lado, se trata de un tipo de pintura libre de compuestos químicos que puedan poner en riesgo la salud de tu peque.

Pintura pizarra

Pintar habitación de bebé

¿Conoces este tipo de pintura? ¿Sabes lo que puede llegar a encantarle a los peques? ¡Se volverán locos! La pintura de pizarra es un tipo de pintura semi-mate, antirreflectante y lavable que ha supuesto una auténtica revolución en el mundo de la decoración. Y es que, cuando se seca, se convierte en lo que su propio nombre indica, ¡una pizarra! Imagina pintar algún trozo de la pared del dormitorio infantil con una luna, un muñequito o cualquier otra figura hecha con pintura de pizarra. Los más pequeños se lo pasarán pipa escribiendo y dibujando en ella con sus tizas preferidas. Pero tranquil@, no te lleves las manos a la cabeza, bastará que le pases un paño húmedo a esta zona de la pared para que vuelva a quedar como los chorros del oro.

No creas que la pintura de pizarra existe únicamente en color negro. Puedes elegir entre una gran variedad de colores para diseñar esa zona de creatividad en la que los más pequeños desarrollen su imaginación. Eso sí, ten en cuenta que la superficie donde vayas a utilizar la pintura de pizarra debe ser lisa.

Pinturas hipoalergénicas

La pintura hipoalergénica está indicada especialmente para personas sensibles, como los bebés, o personas que sean alérgicas a cierto tipo de olores más intensos. Si lo que quieres es que, tras pintar, el bebé pueda volver rápidamente a su habitación y no necesite estar unos días fuera de ella porque el olor es insoportable, la pintura hipoalergénica debería ser una alternativa a contemplar, puesto que no desprende olor.

Pinturas inadecuadas para el dormitorio de un bebé

Por la salud de tu bebé, procura evitar pintar su dormitorio con pinturas cuya base sea el aceite. Suelen tener una alta concentración de sustancias químicas perjudiciales que seguro que no querrás cerca de tu bebé. Por otro lado, lleva cuidado también con ciertos tipos de pinturas que contienen látex si tu peque es alérgico a este polímero.

¿Qué color elegir para pintar el dormitorio de un bebé?

En esta ocasión hemos preferido centrarnos en los tipos de pinturas más adecuados para pintar un dormitorio de bebé, pero en posts anteriores os hablábamos sobre los mejores colores para pintar la habitación de bebé y crear un ambiente acogedor y bello.

Pintura para habitación de bebé

En resumidas cuentas, olvídate de las típicas habitaciones con paredes azules o rosas. Las tonalidades elegidas han cambiado mucho, pero es cierto que siguen reinando los colores pastel. Teniendo en cuenta que los colores son capaces de crear sensaciones y se asocian a estados de ánimo, valora bien las diferentes opciones antes de decantarte por un tono u otro.

Antes de ponerte a pintar, ten en cuenta que todo influye en la elección del color. Desde el tamaño y luminosidad de la habitación hasta el color de los muebles. Cuanto más pequeña y oscura sea la habitación del bebé, más recomendable es utilizar colores claros que provoquen un efecto óptico de amplitud.

Esperamos que estos consejos e indicaciones te hayan sido de utilidad y que, si estás pensando en pintar el dormitorio de tu bebé, hayan arrojado un poco de luz sobre el tema. ¡Seguro que quedará precioso!